';

 

Le ayudamos a encontrar su máquina de ensayo

Ensayo de Tracción

ensayo-traccion-plastico El ensayo de tracción se realiza para determinar las propiedades de un material frente a una solicitación axial positiva. Solicitación que pretende estirar la probeta de ensayo

El fin del ensayo de tracción puede ser determinar las propiedades de un material o el comportamiento de un componente o sistema completo frente a una solicitación externa.

Determinación de las propiedades del material: ejemplo: norma ISO 6892-1 para el ensayo a tracción sobre materiales metálicos a temperatura ambiente.

La normativa define cómo debe ser el ensayo de tracción y los elementos que intervienen en él, para que se obtengan resultados concluyentes acerca del material, independientemente de la geometría de la probeta y de la máquina de ensayo.

Los valores que se pretenden obtener son, entre otros: límite elástico, módulo elástico (módulo de Young), límite superior de cedencia y límite inferior de cedencia, resistencia de tracción, límite de alargamiento, etc.

Estos valores permitirán que los ingenieros puedan diseñar elementos que no fallen en sus condiciones habituales de trabajo.

Comportamiento del elemento a ensayar: en este caso, el objetivo está orientado principalmente a la determinación de los límites de trabajo del elemento en cuestión.

Estos valores permitirán verificar que los diseños realizados teóricamente se corresponden con los valores empíricos obtenidos en una simulación real de trabajo.

Para que el ensayo se realice de forma precisa y repetitiva, se necesita una máquina de ensayo que garantice que tanto las mediciones como el control, como su comportamiento son por lo menos como lo requiere la norma.

Por último, es necesario disponer de un software de ensayo de materiales capaz de permitir al usuario configurar el ensayo, realizar los cálculos acorde a la normativa en cuestión, representar gráficas y analizar valores.

Existe numerosa normativa internacional que define con detalle los parámetros del ensayo, requisitos de la máquina de ensayo, cálculos a realizar sobre los valores obtenidos en el ensayo de tracción, etc.

En función del tipo de material, su proceso de fabricación, aplicación y condiciones de trabajo, existe una normativa concreta:

    Ensayo de metal

  • UNE-EN ISO 6892-1: Materiales metálicos. Ensayo de tracción. Parte 1: Método de ensayo a temperatura ambiente.
  • ASTM E8 / E8M: Métodos de prueba estándar para las pruebas de tracción de materiales metálicos
  • ASTM E21: Métodos de prueba estándar para ensayos de tracción a elevada temperatura de materiales metálicos.

    Ensayo de plásticos

  • UNE-ISO 5893: Aparatos de ensayo para plásticos y caucho. Tipos para ensayos de tracción, flexión y compresión (a velocidad de desplazamiento constante). Especificaciones.
  • EN 2561: Material aeroespacial. Plásticos reforzados de fibra de carbono. Estratificados unidireccionales. Ensayo de tracción paralelamente a la dirección de la fibra.
  • ASTM D882: Método de prueba estándar para propiedades de tracción de láminas de plástico finas.

    Ensayo de otros materiales

  • UNE-EN ISO 12996: Uniones mecánicas. Ensayos destructivos de uniones. Medidas de las probetas y procedimiento del ensayo de resistencia a la cizalladura por tracción de uniones simples.

Categoría: .